Ley Causa y efecto: cómo conseguir constancia en el empoderamiento

Ley Causa y efecto: cómo conseguir constancia en el empoderamiento

Dando continuidad al artículo anterior, vamos a profundizar por qué es tan importante tener un plan para que nuestro empoderamiento sea constante y habitual en nuestra vida cotidiana. Si estás aferrado a que las cosas son como hasta ahora las habías comprendido, no podrás avanzar y tocar esas sensaciones de poder continuo. Tenemos un cierto miedo o resistencia a acceder a lo nuevo, tanto en las cosas reales como en nuestro propio aprendizaje de conocimientos desconocidos. El miedo es un límite de seguridad que tiene tu inconsciente para supuestamente protegerte. El problema es cuando este toma el control total sobre ti y te encierra en tu mundo conocido, ya que en este caso el miedo quebranta tu poder. Despertemos a cómo funciona la activación de tu poder y de qué manera vas a tener la posibilidad de crear tu realidad. Para esto destapamos las Leyes Universales registradas en el libro hermético el Kybalion. Y para entender esto, la mejor ley es la de Causa y Efecto.

Si bien podemos decir que todas las leyes son importantes, vamos adentrarnos en la que para mí es la ley de las leyes. Este camino te llevará a entender que la espiritualidad no es algo que está separado de la vida cotidiana, sino que es un estilo de vida. Cada comprensión quedará reprogramada en ti y te permitirá instaurarla en tu día a día, por lo que tu modelo de pensamiento y comprensión de la vida en la tierra, jamás es hoy igual que ayer. La ley Causa y Efecto produce un antes y un después en el entendimiento de la vida en la tierra cuando entiendas que: Hoy es el día de hoy, hoy es el día de ayer y hoy es el día de mañana. Esto es a lograr y lo vamos a desarrollar con esta ley. Aquí empezamos a entender parte de la ley del tiempo, donde presente, pasado y futuro se unen en un lugar llamado el aquí y el ahora. Siempre pensamos que el tiempo es algo que transcurre linealmente, ubicando el futuro delante y el pasado detrás. En la ley del ritmo nos enseña, que más que lineal, si todo se está repitiendo constantemente ahora, estamos inmersos en un tiempo circular, donde el pasado no deja de impregnar el presente. Si bien no vamos aún a penetrar en profundidad en el tiempo, si quiero que se den cuenta que amplia va a ser tu realidad pudiendo moverte entre tiempos.  

Imagina por un segundo que fueses capaz de en verdad dejar el pasado atrás. Hay una cultura del Amazonas Brasileño llamados los Pirahas. Te recomiendo que veas los documentales de su historia, y la del evangelizador que intentó hacerlo y no lo logró, sino todo lo contrario, él fue el que se convirtió. ¿Qué es lo que entendió? Que tenían lo que él denominó el lenguaje de la felicidad. ¿Por qué motivo lo llamó así? Porque descubrió que no tenían verbos ni en pasado ni en futuro, todo es ahora. El ayer solo es una experiencia que me enseñó a hacer hoy lo que quiero vivir mañana. Y tenemos herramientas específicas para lograr esto, una es el perdón y la otra la oración. No piensen en los conceptos de esto como los conocen a día de hoy, esto es muy profundo y  lo trabajamos en el segundo módulo, pero entiende que estás en las puertas del nuevo tiempo y acabas de ver cuáles son sus llaves.

La ley Causa y Efecto nos aclara este tema al respecto. Entramos en una de las leyes más importantes para nuestra evolución. Tanto es así que Buda basó todas sus enseñanzas en el epicentro de Causa y Efecto. Aunque la conozcamos como la ley del Karma, de lo que habla es de causa y efecto. 

Ahora, sabéis que ocurre como conflicto particular de cada quien. Hemos oído hablar del cambio de era y el gran cambio para la humanidad, de la venida de Cristo, o de la reencarnación de Buda, etc. Pero el tema es que nunca llega ese cambio, el esperar algo es la trampa, ya que ubicas la posibilidad de evolución en la aparición de un factor externo a ti. Es la trampa en la que la humanidad lleva atrapada miles de años. Ten en cuenta que el cambio no va a ocurrir jamás, es algo que tú vas a tener que hacer que ocurra. Tendrás que generar tú el cambio, nada de lo que ocurre afuera de ti puede producir un cambio en ti. Cuídense de que la “supuesta espiritualidad” no les atrape en esta esperanza, nadie va a venir a salvarte. No te pierdas donde miles de personas se han perdido. Para el 2012, se hicieron cosas impensables creyendo en un cambio que nunca sucedió. Creerte que alguien o algo te van a salvar, desconecta toda tu potencialidad espiritual de desarrollo en la tierra y tu empoderamiento queda truncado. Falsas promesas, grandes conflictos. 

¿Dónde queda la prisión y la posibilidad de producir el cambio?

Les voy a poner un relato de,  EL LIBRO DE MAAT: El Legado de Hermes Trismegisto y les voy comentando:

– Los relatos y escritos antiguos no son comprendidos porque se ha perdido el conocimiento. Esta pérdida de comprensión, conocimiento y sabiduría, hace nacer la idea de lo sobrenatural o designios misteriosos, que solo se pueden contrarrestar con actos de magia. Nace la superstición hija de la ignorancia. 

Importante resaltar la palabra ignorancia, ya que antes decíamos que Buda tomó la ley causa y efecto como estandarte de sus enseñanzas. Pues además de esto, quiso resaltar que la enfermedad que arrasa a la humanidad es la ignorancia del origen de las cosas. Avidya es el concepto que desarrolla esto. 

– La magia utiliza elementos afines a lo que se desea obtener, porque en el inconsciente colectivo de todos los pueblos y tribus que conforman la escasa población del planeta, subyace la idea de vibración y atracción, aunque de forma errónea. Si ofrendas oro a los dioses, oro te será dado, si ofrendas sacrificios de niños, recibirás abundancia, y así, se distorsiona un principio que no tiene absolutamente nada que ver con el miedo o la sumisión, pagando precios altos y absurdos por las peticiones. El principio es más simple: “Si hay oro en tu interior, el oro se manifestará en tu exterior. 

– Esto llevó al temor y la sumisión a seres ajenos inexistentes, en manos de quienes se ponía la vida, el destino y la muerte. A ellos había que agradar a cualquier precio, y se esperaba que solucionasen el problema de los humanos, Nada más opuesto a la Luz.

– La verdadera magia consiste en sentir, pensar, hablar y actuar de acuerdo a lo que se desea recibir u obtener, porque así se genera internamente la radiación magnética acorde, con lo que se desea precipitar al mundo de la forma. El microcosmos se proyecta al macrocosmos en progresión geométrica, pero esto no solo se da en el mundo de las formas, sino del mundo mental hacia el material. 

-Si bien es cierto, que los actos de superstición eran como muletas en las que el hombre se apoyaba y le ayudaba a pensar, sentir, hablar y actuar seguro de que lo que quería, le sería dado, porque había pagado su precio. Recurrir a estas muletas es parte de la ignorancia de la densidad. La luz de la verdad solo tiene un precio, si vibras en un alto nivel interno, tu mundo material será una proyección de ello.

Aquí entramos directamente en la Ley Causa y Efecto. Importante resaltar que pone el foco en que todo dependerá de lo que se quiere obtener en el mundo material. Recordarles que este es uno de los libros de espiritualidad referenciado al antiguo Egipto y sus enseñanzas más sagradas. Y el foco está puesto en la realidad que quiero generar. El interrogante es, ¿lo que quieres obtener que es Causa o Efecto? 

Efecto. Por lo tanto esta ley nos remite a empezar por el efecto. Pero cuál es el problema, que cuando alguien tiene que preguntarse qué es lo que quiere para su vida, raramente lo tiene claro. Si que se sabe lo que no se quiere, pero no es tan claro lo que sí que se quiere. Es algo así como que elegir lo que se quiere no es usual, lo que indica que siempre se nos tiene que decir que es lo que hay que querer. Aquí se quiebra la ley,  ya que no se tiene la claridad de lo que se quiere precipitar al plano de la forma, es decir, que efecto queremos en nuestra vida. A partir de esto la ley ya no te puede funcionar. 

Pensemos. ¿Qué ocurre cuando alguien no sabe lo que quiere obtener? Imagínate que sales de tu casa, subes al coche, lo arrancas pero no sabes adónde vas. Es algo bloqueante. Hasta que no seas capaz de elegir que quieres atraer a tu realidad, no puedes entrar en la ley causa y efecto. Como pista, te puede servir empezar a pensar qué historia quieres contar de ti al final de tu encarnación. Lo que ocurre es que ahora tienes una historia sobre ti y siempre cuentas la misma, y esto tiene que empezar a cambiar. Qué es lo que quiero ser. Recuerda que atraes lo que eres o lo que te has creído ser. Así empezarás a penetrar en el efecto. Tu historia no será contada con palabras sino con acciones y hechos. Nuevas causas producen nuevos efectos. 

Puede que surja el interrogante de ¿Qué diferencia hay entre esta ley y la que se conoce como la ley de atracción? Antes te nombre que no atraemos lo que queremos, sino lo que somos. Tal vez queda un poco confuso creer que atraes lo que quieres, porque no es exactamente así. Convertirte en lo que quieres atraer es la clave. Entonces en base al efecto que quiero recibir o atraer, me iré convirtiendo en la causa, cuando pienso, hablo, siento o hago en mi día a día. Ese es el motivo por que la gente no atrae siempre lo que quiere ya que para eso debes de convertirte en lo que quieres atraer a través de tus causas. 

Por lo tanto estamos comprendiendo que la causa es, pensar, decir, sentir y hacer. Si esto no está unificado en coherencia y vives en un caos dispar entre pensar, decir, sentir hacer, lo que vas a generar como efecto en la realidad va a ser caos.  

https://lh7-us.googleusercontent.com/65_xGkwqitnsZzjOw4SaSUQcAy-HoIb88DbKBngtHTJ19YFVu9ZnrGVa-ZZyNjQDoz1R6IV1_X_E0C5EHERZuLuKp4sxBS7ykhBwdS_AF6lb4n2DEps7KVHV7Ycf0heoRY6EcDaW0qGiDGa3VufvpPE

Aclaremos que cuanto hablamos del sentir, hacemos referencia no a los sentimientos que van aflorando en base a las circunstancias, esos son más paralizantes y reactivos que otra cosa, y son los que están comandados por los pensamiento limitantes internos y externos que socialmente nos vamos encontrando y nos hacen creer.

De lo que hablamos es de la emoción, certeza o seguridad con lo que nos alineamos cuando vamos hacer lo que elegimos. Aquí es donde el empoderamiento entra en juego. Recuerda que conocer esto y empezar a pensar en lo capaz que eres y cómo estás causando las situaciones de la vida activarán tu poder.

Deja un comentario

Scroll al inicio
Ir arriba