Mindfulness y Despertar de la Conciencia: Herramientas para una Vida Consciente

Mindfulness y Despertar de la Conciencia

El tema que nos lleva hoy precisa de una previa aclaración para tener la máxima claridad a lo que nos queremos referir en esta posibilidad del despertar espiritual. La Conciencia o la Consciencia, ¿qué es aquello que se va a despertar cuando estemos en el camino de la espiritualidad?

Veamos brevemente la comprensión más sintetizada de estas expresiones. La Consciencia te permite formar parte de tu realidad, percibir cada matiz, estímulo y proceso interno. Es la forma de mayor presencia de lo que está ocurriendo tanto en tu mundo interno como en el externo sin generar alguna distinción entre ello, permitiéndote estar en plena atención. La conciencia, por su parte, nos permite comportarnos de manera moral y socialmente aceptable. Sería algo más cultural temporal. La conciencia difiere según religiones, culturas, razas o familias. Sin embargo Ser Consciente es virtud del Ser Humano despierto. Este es el término que a nosotros nos interesa transitar, y para ello hoy hemos querido hacer reflexión sobre un término moderno actual, que no es un concepto que haya sido inventado por ningún pensador de nuestro siglo, sino que por más de 3000 años ya era trabajado por ejemplo en los procesos de la consciencia en el hinduismo, y que posteriormente fue fomentado por Buda dentro de sus enseñanzas. Estamos hablando del Mindfulness.

Este concepto ha sido traducido a nuestro idioma en diferentes formas, el artículo de hoy va destinado a que más allá de un concepto encriptado en esta palabra compuesta, logremos dar con el significado original, de un modo aplicativo a lo cotidiano. Las traducciones más comunes y aceptadas que se acercan a su función original son tales como, atención plena, plena consciencia, presencia mental, presencia plena o consciencia abierta entre otros.

Vamos a centrarnos en el concepto original extraído de una de las primeras traducciones que se hicieron sobre esta comprensión de nuestro tránsito evolutivo de hoy. Es muy importante que cuando quieran rescatar el verdadero contenido de un concepto traducido en una palabra, logren encontrar su origen etimológico más puro. En este caso su origen lo encontramos en la palabra “sati” en pali. La lengua pali es la más importante de las lenguas llamadas védicos-prácritos, que es la lengua de la fe budista. Fue el vehículo de una gran religión que se hablaba en la época en la que Buda comenzó a enseñar ya hace más de 2500 años atrás. Sati es la nominalización del verbo “sarati” que significa rememorar o recordar.

Aquí empezamos a encontrar la importante correlación que tiene La Consciencia, El Mindfulness y El Recordar. Estamos hablando del desarrollo de la capacidad de estar recordando o trayendo al presente del aquí y ahora la realidad que estamos viviendo, y en un paso más evolutivo, recordar la realidad que elegimos vivir.

Por lo que el profundo concepto denominado actualmente Mindfulness, se refiere a la clara consciencia de la correlación que hay entre el mundo interno y el externo, incluyendo pensamientos, palabras, emociones y acciones de una manera que estén coordinadas en coherencia, completando el verdadero concepto del Karma (salvando las distancias del concepto mal interpretado por el mundo occidental, llevándolo a algo que uno tiene que pagar por sus malos hechos) el cual nos permite entender que tenemos que Recordarnos a cada instante de nuestro día a día, unir aquello que pensamos, decimos, sentimos y hacemos, ya que es la secuencia que creará las circunstancias cotidianas que vamos a vivir. De ahí la aceptación plena y entender que todo lo que nos rodea es y tiene que ser tal como existe en ese momento, no hay error en la realidad cuando nuestro estilo de vida es vivir en el aquí y el ahora. Si algo en tu realidad no está como tú deseas, el origen de esa circunstancia estará en la desalineación incoherente entre el pensar, decir, sentir y hacer. Encuentra donde dices algo que no siente, dejas de hacer lo que dices, haces cosas que no quieres, etc. Pero recuerda que en tu realidad no hay error.

¿Qué es entonces vivir el aquí y el ahora?

Daros cuenta que cosa más exacta, reconocer que hablar del Aquí es lo mismo que determinar un espacio y el hablar del Ahora es un término que detona tiempo. Hablar del aquí y el ahora, (que tal vez sea una resonancia moderna de la new age), es un tema muy importante a comprender, ya que por ejemplo a Einstein lo convirtió en lo que es hoy, un Genio, gracias a su teoría del Espacio/Tiempo.

¿Quiere decir que Einstein hablaba de conceptos de la comprensión Espiritual?

Investiga lo que aprendió sobre la oración, el concepto PA-CHA y su conexión con la cultura Hopi, la cual determinaría parte de su teoría.

No nos desviemos del tema. Tener como estilo de vida el Mindfulness es una cuestión de comprensión del movimiento temporal al que estamos sometidos, del cual tenemos que aprender a salir de él. De este modo poder entrar a un nuevo tiempo que te permita máxima atención y presencia a cada instante. Este desequilibrio constante en el que la sociedad vive está sometido a lo que en el hermetismo se conoce como la Ley del ritmo, la cual te hace vivir una y otra vez sin cesar, la misma escena y circunstancia a lo largo de tu vida. Los días van transcurriendo siempre de la misma forma, sin posibilidad de cambio. Eso se debe a que nuestro mundo interno no avanza, ya que hasta que no transites tu despertar espiritual, no te darás cuenta que en ti hay una programación encriptada que está dirigiendo tu vida sin que aún repares en ello. Y lo peor es que tampoco tienes a día de hoy las enseñanzas educativas que te permitan hacerlo avanzar. Este programa es un desajuste temporal continuo entre presente, pasado y futuro. El cual lo estas pensando de una forma lineal que da error en tu mundo interno y por ende en el externo. Creyendo que el pasado ya no está, el futuro llegará y no estando jamás uniendo esta lógica.

El tiempo es muy simple, lo que pienso, digo, siento y hago, debe de estar al máximo ahora. Si mi cuerpo está en abril del 2024 y mi mente está en octubre de 2003 o en agosto del 2035 voy a estar en problemas emocionales, ya que hay un desplazamiento temporal entre el espacio real en el que estoy y en el que mis pensamientos divagan. Tu cuerpo está en un lugar desplazado de tu mente, por ende tu mundo emocional estará en un gran desajuste.

El pasado está diseñado para que obtengamos solamente su experiencia y no para el rencor, la pena y la culpa. El pasado es nuestra fuente nutritiva de poder gracias a lo experimentado. El perdón y el olvido van a ser la clave para que del pasado tan solo nos quede fortaleza. Tema que obviamente hay que desarrollar con mayor profundidad, ya que es una enseñanza específica.
El futuro es un lugar al que tenemos que ir tan solo un instante mínimo de tiempo cada día. Y aquí entra la pureza del Mindfulness.

¿Para qué tengo que ir al futuro?

Para RECORDARME lo que tengo que hacer hoy. Estar en presencia absoluta para que lo que pienso, digo y hago, esté en total coherencia con lo que quiero vivir. De este modo saldré de toda reacción y desplazamiento temporal ya que a cada instante estaré alineado con lo que quiero crear en mi futuro, pero sin atraparme a él, sino empezando a vivirlo aquí y ahora.

Tener claridad del futuro que elijo crear, perseverar sin abandonar lo que quiero vivir como resultado de realidad, vivirlo a cada instante, no reaccionar causando realidades programadas que ya no quiero, no caer en las repeticiones cotidianas que están creando situaciones que ya están sobrando y tener la conexión total que lo que está ocurriendo en lo real es una proyección de mi mundo interno, me lleva al estado absoluto de que en el único lugar donde está todo es aquí y ahora.

Deja un comentario

Scroll al inicio
Ir arriba